Los oasis de Mendoza

Con esta actividad continuarán analizando el caso de Mendoza, esta vez, para interpretar la forma en que las sociedades organizan el espacio geográfico a partir de la distribución del agua; por ejemplo, mediante los oasis de riego.

En la Provincia de Mendoza los oasis bajo riego ocupan sólo el 3% de su superficie y sin embargo concentran la mayor parte de la actividad económica y el 95% de la población. Esos oasis están conformados por los ríos Mendoza, Tunuyán, Atuel, Diamante, Colorado, Malargüe, Desaguadero-Salado y sus respectivas cuencas hidrogeológicas.
¿Conocías los oasis mendocinos y qué ríos atraviesan a cada uno?
¿Por qué hay represas en esos ríos?. Para responder esta pregunta, encontrarás más información en el siguiente texto.
Para saber sobre cómo se organizan, lean el texto a continuación:

El manejo del agua en los oasis
“Por la obra del hombre, el agua es puesta a disposición de la agricultura en un lugar al cual no hubiera
llegado por sí misma”. (Kaerger en Marzo, 1967).
Los oasis nacieron como resultado de la interacción entre factores naturales y sociales. Por un lado, la presencia de cursos de agua permanentes (ríos Mendoza, Tunuyán, Diamante y Atuel, entre otros) y tierras fértiles, y un clima favorable para el desarrollo de la agricultura favorecieron los asentamientos humanos. Por otro lado, las técnicas de riego y la introducción de la vid y de otros importantes cultivos permitieron la conformación de una sociedad urbana, asentada de manera concentrada en el espacio. El agua ha sido siempre un elemento imprescindible para el desarrollo de la provincia, y el hombre ha avanzado en este desarrollo modificando el régimen de los cauces y el almacenamiento natural del agua. Así, el establecimiento de la ciudad de Mendoza y sus alrededores y la producción de alimentos mediante la agricultura bajo riego junto con la producción de energía han exigido derivar las aguas de sus lugares naturales, ríos y acuíferos, para aplicarlas a esos usos, modificando en general su circulación natural.
La administración del agua en Mendoza y el trabajo de su gente para ganarle terreno al desierto, se ha logrado gracias a los sistemas de riego, estructuras que posibilitan captar el agua de los ríos y conducirla ordenadamente por canales y acequias hasta las parcelas en las que se encuentran las plantaciones, así como para el consumo humano y para ser empleada en procesos productivos de la industria, entre otros usos. Es importante tener en cuenta que los ríos de Mendoza no presentan caudales constantes durante el año, por lo que en ciertos períodos no logran satisfacer las demandas adecuadamente. Con la construcción de azudes y diques eso fue modificándose, para poder regular y distribuir el agua para sus diferentes usos, satisfaciendo las demandas según las épocas del año en que se requieran. Los oasis les deben su existencia a los sistemas de conducción del agua, que permiten poner a disposición del hombre ese recurso en el momento y el lugar óptimos para el desarrollo de distintas actividades, como el riego agrícola, el uso industrial y el consumo humano, entre otras. En Mendoza se han desarrollado algunos términos propios para designar los cauces y otros elementos presentes en ella, acorde a su función.

Vean los mapas que se presentan a continuación en los que se señalan los ríos y oasis de riego de la provincia.

1. Ubicación de los oasis de riego de la provincia de Mendoza.


2. Observá el mapa que muestra los departamentos y localidades de la provincia de Mendoza.
Cuáles son las localidades en las que vive la mayor cantidad de población?
¿En qué áreas están ubicadas? Si comparás este mapa con los de los oasis y regiones vitivinícolas, podrás encontrar algunas regularidades o coincidencias. Justificalas.

3. Mapa de densidad de población.

De esta manera se distribuye la población en territorio mendocino.

 

a) Escriban en un archivo de Word el nombre de los oasis.
b) Respondan: ¿en cuál de ellos se estableció la Ciudad de Mendoza? ¿Qué río la atraviesa?
c) Comparen los mapas con el de densidad de población. Caractericen la densidad de población en el oasis donde se encuentra la Ciudad de Mendoza.
d) Justifiquen la siguiente afirmación:

“En la Provincia de Mendoza los oasis bajo riego ocupan sólo el 3% de su superficie y sin embargo concentran la mayor parte de la actividad económica y el 95% de la población…”

Busquen en el mapa de las áreas de un cultivo característico de la provincia: la vid. Observen el mapa y expliquen por qué coinciden las áreas de cultivo con los oasis de riego.

4.Ubicación de las áreas vitivinícolas de la provincia de Mendoza.
En los ambientes desérticos, la sociedad aprovecha la existencia de agua de un río, un manantial o un pozo artesiano para transformar el paisaje. Mediante los sistemas de distribución de agua, en los oasis se desarrolla el cultivo de la vid.