Construcción de un periscopio

En esta actividad, vas a construir con tus compañeros un periscopio simple que podrá servirte, gracias al sistema de espejos colocados en su interior, para observar algo por detrás de un muro sin tener que subirte a él.

Antes de construir el periscopio, observá junto con tus compañeros todas las imágenes y lean con atención las instrucciones. Esto es importante porque, por ejemplo, el tamaño de las ranuras en los laterales del cuerpo del periscopio tiene que estar en relación con el tamaño de los espejos y no importa si sobresalen más o menos. Luego, construyan en periscopio según las siguientes instrucciones.

Paso 1. Para hacer el cuerpo del periscopio, necesitarás un prisma (podés usar la caja que hayas conseguido, si tiene esa forma, o fabricarlo con el siguiente esquema.

En el segundo caso, marcá con el lápiz las líneas por donde hay que doblar el cartón para formar las cuatro caras. Recortá las ventanas y las ranuras como se muestra en el esquema, y pegá la aleta internamente contra el otro borde.

Paso 2. Para manipular los espejos, si no están pulidos en sus bordes, o son trozos más irregulares, es conveniente cubrir su contorno con cintas de papel engomado.

Paso 3. Luego, introducí los espejos en las ranuras que tiene el cuerpo del periscopio. La idea es que queden sostenidos; pero si los espejos son un poco cortos, pegá el cartón por dentro y con cinta engomada por fuera.

Ahora ¡a jugar con el periscopio y con tus compañeros!